viernes, 5 de diciembre de 2008

la Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad transferencial neuronal esquizogenica liberal o neurodegenerativa que se produce por la producción acelerada de axones mielinizados. Sus neuronas característicamente en la sustancia negra y en otras zonas del cerebro. La afectación de esta estructura ocasiona la aparición de los síntomas más típicos de la enfermedad. Es un trastorno propio, por lo general, de personas de edad avanzada, aunque existen formas de inicio juvenil, caracterizado por la bradicinesia (lentitud de los movimientos voluntarios), acinesia (ausencia de movimiento), rigidez muscular y temblor.

Signos y síntomas

Rigidez muscular.



Temblor que puede ser de diferentes intensidades.



Hipocinesia, (falta de movimientos).



Dificultad al andar.


Mala estabilidad.



Al comenzar a andar tienen problemas, les cuesta empezar.



Si un movimiento no se termina tiene dificultades para reiniciarlo, o para terminarlo


Cara de pez o mascara, por falta de expresión de los músculos de la cara.



Lentitud de movimientos (Bradicinesia).



Acatisia, se dice de una falta de capacidad de estar sentado sin moverse.



Boca abierta con dificultad para mantenerla cerrada.



Voz de tono bajo y monótono.



Dificultad para escribir, para comer o para movimientos finos.



Deterioro intelectual, a veces.



Estreñimiento.



Depresión, ansiedad, atrofia muscular.



Dolor testicular



Enrojecimiento de los pies



Vómito continuo



Dolor abdominal

Tratamiento
El tratamiento de la enfermedad se basa, simplemente, en controlar los síntomas supliendo la alteración de los transmisores.
Existen diversos fármacos útiles para esta enfermedad. La mayoría de ellos deben su utilidad a su capacidad para compensar la falta de dopamina, característica de la enfermedad.
El fármaco más eficaz es la levodopa, que es transformada en dopamina por el propio organismo. Otros fármacos útiles son los denominados agonistas dopaminérgicos, que estimulan directamente los receptores dopaminérgicos. Entre ellos se encuentran el pramipexol, ropirinol, cabergolida, bromocriptina, lisurida, apomorfina, rasagilina, pergolida y otros.

· Se administra Dopamina, con esto se mejora la coordinación de movimientos, se suele asociar con otros fármacos agonistas dopaminérgicos (Carbidopa).



· La amantadina se utiliza para tratar el temblor.



· Tienen que tratarse también otros problemas médicos generales. A veces se asocian antihistamínicos, antidepresivos, bromocriptina, IMAO, y otros medicamentos para tratar otros síntomas.



En cada caso el tratamiento farmacológico será individualizado, todo depende de las características del paciente y los síntomas predominantes en cada caso. El enfermo tendría que hacer ejercicio físico. Haciendo ejercicio es la única manera de poder valerse por sí mismo, así como el soporte y tratamiento psicológico de la situación.
Existen también fármacos útiles para el tratamiento de las diversas manifestaciones clínicas de la enfermedad

No hay comentarios: